Dónde dormir

Only You Hotel Atocha

Durante mi estancia en el Only You Hotel Atocha, pude descubrir en él algo más de lo que uno espera encontrarse en un hotel de cuatro estrellas ubicado en el centro de una gran ciudad como Madrid. Levantado en un edificio rehabilitado del siglo XIX, es uno de los tres Only You Hotels pertenecientes al grupo Palladium Hotel Group que cuenta, entre otros, con establecimientos míticos como los Hard Rock® de Tenerife e Ibiza. Toda una garantía de trabajo bien hecho.  Como uno de esos clientes que busca un plus durante sus estancias en los diferentes alojamientos que visita, este hotel, sin lugar a dudas, aportó a mi estadía un buen número de esas sensaciones que tan importantes son para mí. Encontrarme ante experiencias que me permitan conectar con la esencia de aquello que me rodea es un enorme regalo y algo que realmente valoro. En este sentido, cada rincón de este alojamiento de marcado ambiente neoyorquino es un espacio en el cual encontrar ese algo más que siempre busco. Disfrutar de un delicioso café en su zona de lectura, de un rico desayuno en su azotea, o simplemente admirar el trayecto desde su entrada hasta la intimidad de mi habitación es una grata experiencia. Además, por su ubicación —junto a la estación de Atocha, y a escasos 900 metros del Museo del Prado— es una idea inteligente a la hora de elegir alojamiento en la capital de España, cercano a los lugares más emblemáticos de la ciudad y magníficamente conectado.

Cada paso dado en el interior de este espectacular hotel es una delicia para los sentidos. Con múltiples zonas donde relajarse, hablar con los amigos o tomar una copa en buena compañía, resulta ideal, también, para trabajar —cuenta con wi-fi gratuito en todo el hotel—. Hacerlo en un entorno tan agradable, lleno de luz y color, así como de curiosos detalles que favorecen la inspiración, me resultó mágico.

A lo largo de mi visita al Only You Hotel Atocha encontré un establecimiento con amplias y confortables habitaciones —todas insonorizadas—. Cada una de ellas cuenta, entre otras comodidades y productos de acogida, con minibar, caja fuerte, televisión plana de gran tamaño, albornoces o zapatillas, que, junto al agradable y tranquilo ambiente del hotel me permitieron sentir realmente a gusto en él.

Más allá de su acertada decoración o de su aire elegante y desenfadado. Dispone, además, de todo lo que uno necesita para sentirse como un rey, o una reina, durante su estancia. Su cocina, exquisita,  alegra no solo el paladar sino también la vista. Su gimnasio resulta ideal para deshacernos del exceso de energía y mantenernos en forma. Y si queremos arreglarnos un poquito, siempre podemos acudir a su coqueta barbería.

El hotel en imágenes

La ubicación

Haz tu reserva

Un comentatio

Haz un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *