Dónde comer

La Tagliatella®

Basta echar un vistazo a nuestro alrededor, para darnos cuenta de que la oferta gastronómica que podemos encontrar en la mayoría de las ciudades de nuestro entorno ha crecido de forma exponencial en los últimos años. Cuando llega el momento de elegir un local en el que disfrutar de una agradable experiencia, son infinidad las alternativas que se nos presentan. Para mí, que viajo de forma frecuente, es un auténtico placer dejarme llevar y sorprenderme por esos lugares especiales y únicos que uno puede encontrar allá donde va. Encontrarme ante tan amplia variedad de opciones es, por lo tanto, una oportunidad fantástica para explorar culinariamente aquellas ciudades que visito. Descubrir un nuevo local, una nueva receta o un nuevo ambiente acaba aportando pingües beneficios tanto a mi paladar como a mi espíritu aventurero. Pero, también es cierto que, en no pocas ocasiones, siento la imperiosa necesidad de dejar de lado mi afición por sumergirme en lo nuevo, para dar paso a opciones que me resulten familiares. En estos momentos, por instinto, busco siempre ir a tiro hecho. Dejo aparcado al explorador que llevo dentro y opto por acudir a lugares que conozco, y que son una apuesta segura. Con más de doscientos restaurantes repartidos por todo el país —lo que garantiza encontrar siempre uno cerca—, los restaurantes de La Tagliatella® son unos de mis favoritos cuando lo único que deseo es comer bien y hacerlo sin mayores pretensiones. A lo largo de los últimos años, son muchas las oportunidades que he tenido para disfrutar de su cocina, de su decoración cuidada y de su ambiente agradable. 

Sin duda, su carta bien cuidada y balanceada es uno de los secretos del éxito de los restaurantes de La Tagliatella®. Lejos de tratar de agradar a los más puristas, sus responsables buscan llegar a la mayoría de clientes a través de una experiencia que les acerque a la gastronomía italiana con recetas aptas para todos los gustos y para todos los bolsillos. 

Agradezco, sobre todo, la variedad de sus platos y la posibilidad de adaptarlos a mis necesidades. No somos pocos los que manifestamos el deseo de cuidar nuestra alimentación. Esto es algo que en ocasiones puede ser un problema. Su carta, que me permite disfrutar de algunos de sus platos —con alguna pequeña modificación— es todo un acierto. 

Otro de los secretos de La Tagliatella® es, sin duda, su  cuidada decoración. Su interior, lleno de luz y color, nos traslada a un mundo de ensueño en el que, el entorno que nos rodea mientras disfrutamos de los placeres de la mesa, nos permite evocar la vieja Italia. Este ambiente, recargado y bello a partes iguales, es una de las claves para hacernos sentir, por un momento, en una típica taberna italiana.

El restaurante en imágenes

La ubicación

Haz tu reserva con

Un comentatio

Haz un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *